9 tips para terminar un track

No cabe duda de que en ocasiones es difícil tomar nuestras ideas musicales y convertirlas en un trabajo terminado. Hay días en los que la creación fluye y logras más en un día que la mayoría de la gente en un mes. Hoy, sin embargo, nos enfocaremos en los otros momentos, los que no son tan mágicos.

Deshacerse de los obstáculos
Parece mentira pero aquellos que amamos la música pero también tenemos trabajos de día, familia, etc. tomamos como pretexto cualquiera de ellas para reducir nuestro tiempo invertido en la música. Además, por lo general, establecemos demasiadas expectativas para nuestros esfuerzos en primer lugar. Muchos de nosotros somos tan críticos de nosotros mismos, que incluso terminamos desechando las mejores ideas. Todos nos escondemos detrás de excusas; tiempo y experiencia limitados, fondos y herramientas insuficientes, falta de espacio o de inspiración. Haciendo tanto hincapié en el resultado que termina siendo un obstáculo. Así que desecha los obstáculos y dedica tiempo a producir.

Aprende a ser consistente
Producir es básicamente como cualquier otra tarea, sólo tienes que sentarte y hacerlo. Tienes que empezar y mantenerte en un esfuerzo constante, no hay magia, sólo trabajo duro. Empieza a trabajar en tu disciplina para hacer las cosas. Trate de trabajar en su música todos los días, incluso un poco. Establece una hora, despierta antes o duerme después. Esfuérzate por dar todo lo que tienes cada vez que pongas manos a la obra. Eso es lo que hacen los profesionales. Confía en tus ideas, trabaja en ellas y dales una oportunidad real. Lo único que se requiere de ti es que sigas intentándolo y que no te detengas hasta que esté listo. Elimina la palabra “renunciar” de tu vocabulario.

Crea una estructura
Las opciones son ilimitadas, y ese hecho a veces hace que sea difícil empezar. Crea la estructura de un track y posteriormente establece algunas limitaciones, las cuales a menudo ayudan al de composición. Puedes, por ejemplo, tomar una canción que te guste, escuchar y analizar la estructura, y marcarla en tu DAW como punto de partida para tu propia pista. O puede descargar plantillas ya hechas. Siempre se pueden editar y cambiar a medida que avanzas. Por otro lado, al establecer algunas limitaciones, puedes obligarte a ser más creativo. Incluso puedes llegar a soluciones originales durante las diferentes fases de escritura, grabación y mezcla.

Crea un espacio para la creatividad
Tener un lugar dedicado para tus momentos creativos es de vital importancia, y realmente ayuda en el trabajo hacia la coherencia. Tratar de trabajar en tu cocina con niños corriendo no hace la producción más fácil. Tampoco necesitas un gran estudio, incluso una pequeña esquina puede funcionar, preferiblemente detrás de una puerta cerrada, y con todas las herramientas que necesitas listas. Siempre mantén tu equipo listo para rodar. Trata de capturar el momento, incluso un poco de él. Siempre se puede profundizar en ello más tarde.

fm511i

Confía en el proceso
Elaborar una canción completa con acordes, melodías, letras y luego organizar, grabar, mezclar y masterizar, es un proceso exigente y que requiere tiempo y conocimientos. Al iniciar sin embargo, no te concentres en la cantidad de trabajo por delante. Redúcelo a piezas más pequeñas y fácilmente digeribles. Tienes que estar decidido a hacer lo que sea necesario para hacer que el producto final sea tan cercano de tu visión como sea posible.

Sé un solucionador de problemas
Seamos realistas, muchos de nosotros no somos profesionistas en el área de producción, por lo que hay que cavar profundamente para encontrar las respuestas y ponerlas en práctica en nuestra situación concreta. La buena noticia es que a través de Internet, tenemos un acceso directo y rápido a exactamente el tipo correcto de información que necesitamos.
Sólo asegúrate de no quedar atrapado en la web. Encuentra la respuesta a tu pregunta particular, y haga de vuelta al trabajo. No puedes saberlo todo, sino estar mentalmente preparado para resolver cualquier problema que puedas enfrentar. Con el fin de resolver las cosas, tienes que ser capaz de tomar decisiones. En ocasiones no sabrás que decisión tomar pero siempre es mejor hacer alguna y seguir adelante que vacilar y dejar tu track en el olvido.

Disfruta de la creatividad con limitaciones
¿Qué clase de música debo hacer? ¿Qué tipo de sonido estoy buscando? Al crear algo nuevo, la posibilidad infinita puede ser abrumadora. No dejes que esto te impida empezar.
Una manera eficaz es establecer algunos límites. Dibuja un panorama estableciendo algunos límites, aunque parezcan obvios: duración del track, canales de grabación, instrumentos, herramientas, pitch, literalmente cualquier cosa. El punto es crear un ajuste más controlado que te ayude a enfocar, pensar y ejecutar tus ideas dentro de límites establecidos por ti mismo. Cuanto más estrictos sean los límites, más creativo tendrás que ser. Por ejemplo, si normalmente graba baterías usando diez canales, trata de ir con sólo con un par. De repente tienes que pensar realmente en dónde vas a usar esos canales.

Aprende de otras personas
Escuchar lo que dice la gente en la industria, habla con amigos que hacen música, y en general ser abierto a los consejos puede darte otra perspectiva de tu propio trabajo. ¿Cómo lo hicieron? ¿Cuál es su proceso de pensamiento? Puedes aprender mucho haciendo preguntas y escuchando con atención. Ni siquiera tiene que ser gente de la industria de la música, los mismos principios de éxito se aplican a muchas más áreas.

y finalmente: Mantén tu salud
Permanecer prolífico y capaz de trabajar requiere una buena salud. Esta es la prioridad número uno. Es fácil dejarse llevar por la vida, el trabajo y los excesos. No siempre es divertido, pero es necesario. Así que presta atención a cómo comes, bebes y duermes. Sal del estudio y mueve tu cuerpo todos los días. Mientras trabajas, toma descansos y sal al sol. Camina, anda en bicicleta, corre. Encuentra las cosas que te gustan y toma un respiro.

Son sólo algunos tips, recuerda que la única constante es el cambio, y tenemos que adaptarnos a ello. Siempre hay equipo y herramientas interesantes que salen todos los días, nunca obtendrás nada si te enganchas siempre en lo último. Los nuevos complementos o dispositivos no harán que tu canción sea genial, punto. La clave es la simplificación. Elige sólo un par de herramientas de buena calidad, y utilízalos al máximo. Apréndelos por dentro y por fuera. Comienza con un DAW que ya está lleno de herramientas increíbles. Si puedes tocar un instrumento, estudia y toca siempre que sea posible. Pero lo más importante, diviértete haciéndolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s