El arte de saber escuchar

Saber escuchar es un arte que no se logra sin esfuerzo. Oír el sonido de los instrumentos y escuchar el contenido de la música son dos actitudes totalmente distintas. Oír es no prestar atención profunda, es simple captación de una sucesión de sonidos; una actitud con algún grado de pasividad. Escuchar es más que oír con paciencia, es interpretar y entender, es descubrir el sentido que la música encierra, es un comportamiento activo que supone acercamiento y acogimiento. Una actitud más que una técnica que pueda entrenarse, ya que escuchar requiere, además de un cierto silencio interior, aceptar todas las manifestaciones artísticas tal como son.

El arte de escuchar juega un papel importante en el proceso creativo también, pero ¿por dónde empezar a aprender a escuchar música de una manera que resulte gratificante y maximice el disfrute?

Viaja en el espacio – Da un paso fuera de tu zona de confort. Abre tus oídos a la música que es del todo ajena a tus géneros y/o artistas favoritos. Incursiona más allá de las fronteras de la música occidental. El mundo es un tesoro musical sin fin, por qué mantenerse dentro de los límites estrechos de la música a la cual estás familiarizado?

Viaja en el tiempo – Un pasado musical muy largo se extiende detrás de nosotros. Incluso en un campo relativamente joven como la música electrónica, uno puede experimentar jornadas enteras viajando atrás en el pasado. Los primeros pioneros del sintetizador son un gran punto de partida. Pero no sólo la música electrónica vale un viaje en la historia. Conocer los fundamentos de donde la música viene nos permite afrontar nuestro futuro musical con un mejor conocimiento y comprensión. Me parece que a través del conocimiento del pasado, el presente se vuelve más agudo de alguna manera, como algo que ha mejorado la resolución general de las cosas. El entendimiento se profundiza, y por lo tanto la experiencia de escucha se convierte en una sensación más rica.

Sé respetuoso del contexto musical – Hay muchos contextos y situaciones en los cuales escuchamos música. Podríamos enfocar toda nuestra atención en ella, podríamos estar lavando platos al mismo tiempo o estar en una pista de baile en un club lleno de sudor. Cada situación requiere un sonido específico, y no todos los sonidos son los adecuados para cada situación. Además, al experimentar la música en un entorno compartido, es fundamental estar al tanto de otros. No hay nada tan molesto como la gente hablando durante un concierto de música clásica. Cuando se es parte de una audiencia, lo más elemental es respetar a la gente a mi alrededor. Es también una cuestión de respeto hacia el artista. Si no te gusta lo que estás escuchando, siempre tienes la opción de irte o bien..

Prepárate a ser molestado – A veces puedes encontrarte con una pieza de música que te hace sentir incómodo. Abraza esto, analízalo. Pregúntate si hay algo por ahí en esa música que puedas recoger. Escuchando algo que no te gusta, podrías terminar de refinar la definición de lo que si te gusta. Los gustos cambian continuamente, en parte porque estamos experimentando estímulos opuestos. Nos gusta una cosa, pero no nos gusta la otra. Esto puede suceder a cualquiera como un oyente atento o como productor. Estar preparado para experimentar el hecho de que, dada una cierta cantidad de tiempo, incluso podrías empezar a disfrutar lo que antes sonaba tan mal.

Lucha por un sonido de calidadSi realmente quieres experimentar la música de la manera más completa posible, debes deshacerte de esos pequeños auriculares blancos ahora. Alguien que es serio acerca de la música debería ser serio acerca de su situación de escucha. No significa gastarse toneladas de dinero en efectivo en los últimos altavoces (aunque con toda seguridad ayudará). Puedes recorrer un largo camino con un presupuesto limitado. Hay una gran cantidad de información y muchas ofertas de segunda mano decentes. Equilibrar el entorno acústico en el que regularmente escuchas música dará como resultado un equilibrio en tu disfrute musical.

Desarrollar estas habilidades requiere tiempo, pero más que ninguna otra, de una gran voluntad y disposición hacia el cambio de enfoques, conductas y formas de ver las cosas. Es algo que debe producirse desde dentro, y tu ¿escuchas u oyes música?

¿Hay alguna música que te gustaría que la gente se detuviera realmente a escuchar? Compártela en nuestros canales sociales con el hashtag #EscucharMusicaEsUnArte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s