10 cosas que NO te hacen mejor DJ

Una de las características más curiosas y frustrantes de casi cualquier DJ’s es quizá su incesante habilidad para inventar cosas que “lo hacen mejor DJ”. Si un DJ dedicara más tiempo en cosas que importan, como la observación, intuición, la lectura de la audiencia, programación, empatía, la teoría de la música, etc. quizá habría menos discusiones banales en foros y más DJ’s con mejor contenido que aportar. Sin embargo, la mayoría de la gente pasa su tiempo quejándose de los mitos que figuran a continuación. He aquí una lista de cosas que intrínsecamente no te hacen un mejor DJ.

1. Usar equipo “Pro”

No me malinterpreten, me encanta tocar con el mejor equipo a mi alcance. Pero la idea de que este es un requisito de verdad y que esto es lo que separa a los “grandes” de los DJs de dormitorio, me parece un poco tonto.

Cualquiera ha visto a artistas destruir una multitud con apenas un controlador, a otros tantos enamorar grandes audiencias usando poco más que un par de X1. Y las cosas que pueden salir de pesos pesados ​​locales utilizando sólo un teclado MIDI y una laptop. Hay un lugar para el equipo pro, de eso no hay duda. El punto es, el equipo no hace al DJ.

2. Usar vinilos

No cabe la menor duda de que mezclar vinilos es divertido, atractivo y satisfactorio. Sin embargo, dos círculos negros planos no hacen a un profesional, aún cuando los más puristas encuentren mil argumentos para decir lo contrario. En serio… estamos a mitad de 2014 y no hemos superado todo el sesgo que se ha generado alrededor de este formato todavía.

Los malos DJ’s son malos DJ’s en el formato que les pongan enfrente, y viceversa un buen DJ es buen DJ sin importar el formato, porque al final de cuentas se trata de la música, ¿cierto?

3. Tener miles de canciones

La diversidad es fundamental, pero tampoco se trata de acaparar todos los géneros y estilos. Una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tus sets, especialmente los más improvisadas, es hacer lo contrario, tallar hacia abajo el número de tracks que se encuentran en tu colección.

Seamos honestos, jamás vas a tocar los 10 TB de música que posees en cada fiesta. Recuerda que el exceso de información lo único que genera es ruido. Además, es muy poco probable que tengas 10TB en “joyas musicales”. La curaduría es todo un arte y todo DJ debe saberlo. Así que, ¿Por qué no empezar a cortar tu colección y quedarse sólo con música que es increíble para ti y tu estilo?

4. Usar el Sync

El hecho de que la tecnología haya hecho cargo de la tediosa tarea de hacer coincidir beats, eso no quiere decir que no queda nada para mejorar.

El nivel de habilidad de un DJ no se detiene en su capacidad para empatar. La mayoría de nosotros sabemos eso. Sin embargo, debido a que la sincronización automatizada hace las cosas de manera fácil, es común utilizar esto como una excusa para dejar de mejorar. Esa es la verdadera tragedia del botón de sincronización, si es que existe alguna.

5. NO utilizar el Sync

Por el contrario, la propia falta de deseo de utilizar la función de sincronización no les da ningún beneficio particular tampoco. Este argumento generalmente proviene de algún lugar del ego, sobre todo de personas que aprendieron a mezclar música antes de cosas como la sincronización, snap y cuantización fueran una funcionalidad estándar.

Al igual que el argumento anterior de los vinilos, un mal DJ sigue siendo un mal DJ si él o ella utiliza o no la función de sincronización.

6. Reproducir música comercial

Por lo general, el nuevo DJ salta directamente a cualquier sonido que es popular porque sienten que esto es lo que tienen que hacer para tener éxito.

Es curioso, porque en realidad hay una gran cantidad de valor en la especialización. De hecho, es más fácil hacerse notar cuando se encuentra un nicho por debajo de lo considerado mainstream y se convierte en líder de un grupo pequeño en lugar de un participante más en un mar de miles de personas.

Es triste ver a tantos DJs que basan sus sets en el Beatport 100 en lugar de tratar de construir su propio sonido.

7. NO reproducir música comercial

Hay que tratar de ser lo más justo posible. Cuidado, nadie está a salvo!

Sólo porque tocas la música más underground y ecléctica posible, no te dará estatus de DJ supremo. Sí, es muy bueno para construir tu propio sonido. Sí, es muy bueno para ser un “buscador de caja”. Pero, ¿qué estás haciendo con esos sonidos? ¿Quién está resonando con esas joyas?. El DJ apasionado encuentra lo que necesita, cuando la audiencia encuentra lo que necesita. Es el lazo de autorreferencia infinita de mezclar música. Encuentra tu gente y toca para ellos.

8. Utilizar efectos

Tocar con varios efectos mientras se mezcla puede proporcionar mucha diversión. Pero ¿suena bien?, ¿Qué añade a la experiencia de tus oyentes?

Muchas personas sienten que necesitan reemplazar el tiempo que solían utilizar en empatar beats y buscar discos, así que lo emplean en mover las perillas de efectos tanto como puedan.

La forma en que me gusta pensar en los efectos es como una utilidad. La pregunta que debemos hacernos es, “¿Qué estoy tratando de lograr mediante la aplicación de este efecto?”. Si no hay un punto real lo mejor sería dejar sonar el track tal cual como es.

9. Bailar

Mover los pies e introducirse en el groove, es algo que parece salir de forma natural.

Pero llevemos las cosas a la tierra. Bailar mientras se mezcla no hace mejor tu set por arte de magia. Cualquiera que piense lo contrario debería asistir a un espectáculo de John Digweed.

Es justo decir que las multitudes gustan de ver al DJ gozando. Pero usar esto como criterio para determinar las capacidades de esa persona como un DJ sería un poco injusto para aquellos artistas que gusten de moverse menos.

“Nunca confíes en un DJ que no baila” es una cita divertida, pero no vamos a poner valores donde no pertenecen.

10. Tener muchos Likes / Seguidores / Escuchas

Un DJ con muchos me gusta en Facebook o reproducciones en Soundcloud no equivale automáticamente a tener una increíble habilidad como DJ. Podría simplemente significar que son buenos en la comercialización por ejemplo.

Por el contrario, he sido sorprendido por más de un DJ que apenas si ha hecho una marca en los medios sociales. Este es el viejo argumento de no juzgar un libro por su cubierta.

Se puede aprender mucho más acerca de las habilidades de un DJ hablando con ellos, aprendiendo su actitud y enfoque, así como la observación de su estilo musical que revisando su perfil de Facebook.

Dejar de juzgar a un DJ por métricas carentes de significado, o por lo popular que son, mirar más allá de los argumentos comunes, y mantenerte fiel a lo que sientes es importante, es la forma de encontrar esos diamantes en bruto.

Anuncios

2 comentarios sobre “10 cosas que NO te hacen mejor DJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s