Secretos para ecualizar perfecto

Ecualizar es una poderosa herramienta que permite, entre otras cosas, dar forma a la música, equilibrando y mejorando los niveles de cada instrumento para obtener el máximo impacto.

Color del sonido

Sinestesia es una condición humana con la cual nacemos todos, no obstante se pierde conforme crecemos, aún así hay personas que aún en edad adulta la siguen experimentando. La gente con sinestesia puede bajo ciertas circunstancias ver determinados colores cuando oye ciertos sonidos. La mayoría de nosotros asociamos, hasta cierto punto, colores con sonidos. Hay una relación fundamental entre los colores que vemos y los colores que oímos. Éstos colores están determinados por el contenido en frecuencia de las ondas sonoras que llegan a nuestros oídos. De esta forma las frecuencias graves se representan en marrón, rojo y naranja. Éstas tonalidades suelen ser colores asociados a notas con afinaciones graves y sonidos cálidos y analógicos. Por otro lado las frecuencias más altas y notas metálicas se conectan en nuestra mente con colores como el azul y el cían. Es muy probable que no sea mera coincidencia, finalmente es sólo una representación mental del cerebro en su intento por dar sentido a su entorno, la asociación del azul con el agua fría o el rojo y naranja con las brasas del fuego vienen desde mucho tiempo atrás. Esta conexión casi instintiva significa que podemos, utilizando las herramientas adecuadas, controlar el contenido de las frecuencias en la música, utilizando la ecualización. En otras palabras, tenemos la posibilidad de controlar el efecto que tienen estos colores en la gente que escucha.

EQ

Los ecualizadores, en sus inicios, ayudaban a corregir el desequilibrio en frecuencias de la respuesta en las lineas telefónicas. Al realizar una llamad telefónica es necesaria una respuesta de frecuencia plana o lineal con el fin de escuchar la voz de la persona que habla lo más parecida a la real. La respuesta de frecuencia de la señal de las primeras lineas telefónicas estaba muy lejos de ser la ideal, por ello debía ser ecualizada. Pensando en el uso original de la ecualización, es interesante el hecho de que la respuesta natural de frecuencia de mucha música acústica es a menudo plana. Si observamos las frecuencias producidas por un piano, una orquesta de cámara e incluso una banda de rock grabadas sin mucho procesamiento, veremos que la mayoría de ellas están representadas bastante equitativamente, reduciéndose notoriamente las frecuencias altas. Esta ecualización natural está determinada por el hecho de que las frecuencias bajas se asocian a los tonos más bajos, y las frecuencias altas a tonos más altos. Los compositores eligen instrumentos de frecuencias distintas para equilibrar y contrastar una con otras, que al incorporarlas cubren el espectro completo. Estas sencillas ideas pueden darte un método para controlar la ecualización de una mezcla sin utilizar un ecualizador. Intenta mover lo elementos de un track cambiando de octava o elegir otro instrumento que realice cierta voz para obtener claridad y separación, más allá de intentar ecualizar el sonido a psteriori. Pensar en todo esto al momento de producir es de gran utilidad para lograr esculpir las frecuencias.

En la práctica, para obtener grandes resultados es esencial saber qué es lo que queremos lograr, ya que existen numerosas razones por las cuales querrías utilizar la ecualización. Para equilibrar un sonido dentro de una mezcla, por ejemplo, para corregir un problema de grabación, equilibrar el sonido general de la mezcla o simplemente crear un sonido nuevo y/o único, entre otras.

La frecuencia de un sonido se mide en función de las veces que su onda oscila por segundo y se mide en ciclos por segundo o Hercios (Hz). La nota más baja en el piano tiene una frecuencia fundamental de 27Hz, mientras la más alta de 4186Hz. Aunque el oído humano tiene la capacidad de escuchar frecuencias mucho más altas, hay mucha información importante en esta zona. Aprender a diferenciar como suenan las diferentes frecuencias y el efecto que tienen en el sonido de los distintos instrumentos, así como en la percepción humana, es una habilidad invaluable. Al pensar en las bandas de frecuencia podemos utilizar algunas referencias que aunque son aproximadas nos brindan un excelente panorama a tomar en cuenta en nuestra próxima producción. A continuación una tabla que encontramos en la revista Future Music respecto a las bandas de frecuencia.

20-60Hz – Subgraves. dan resonancia, profundidad y riqueza
60-150Hz – Graves. kick de batería, riqueza en el bajo y la guitarra, demasiado da un sonido grueso y algo cargado
150Hz-1kHz – Medios graves. importantes para la calidez pero demasiados dan un sonido grueso y congestionado.
1-3kHz – Medios agudos. esta es la zona más sensible para el oído, importante para tener claridad y mordiente, en exceso el sonido será chillón y pequeño.
3-8kHz – Agudos. aportan claridad pero en exceso dan un sonido pequeño y frágil
8-12kHz – Agudos altos. brindan aire y amplitud, demasiados causan un sonido brillante y cristalino
12-18kHz – Agudos muy altos. pueden dar brillo y endulzar las cosas, pero si te pasas un poco el sonido será desnaturalizado arenoso e incluso forzado.

Sólo hay que tomar siempre en cuenta que cada frecuencia juega un papel importante, pero si hay excesos en alguna zona, todo sonará fuera de lugar y poco natural, de tal modo que tener el equilibrio correcto en cada banda es esencial para obtener un buen sonido. Sin embargo, aunque el sonido general tiene que estar equilibrado, los sonidos individuales no tienen porqué estarlo mientras funcionen en la mezcla. Restringir el rango de frecuencias de los instrumentos para que tengan espacio en la mezcla es una extensión de la idea de elegir sonido complementarios, a esto se le llama esculpir frecuencias. No olvides que si algo suena bien y funciona en el track, no abuses del ecualizador, podría tener un efecto contraproducente. Nuestro consejo es, recuerda: menos es más.

Anuncios

2 comentarios sobre “Secretos para ecualizar perfecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s